viernes, 2 de marzo de 2007

Mar, salada palabra


Agua y aliento.
Azul,
verde,
matices;
oceáno al viento
de entretelas.

...Arena que vuela
y perece...

...Salvaje universo
de gotas y conchas...

...Caballos y estrellas
pasión en las olas...

Angar misterioso
de seres que vibran.
Peces,
silencio,
latidos descalzos...

Y el alba,
desnuda
aparece...
amanece entre brumas
escondida en su vuelo inerte
como ancestral alimento...
cielo sagrado
de letras y aire.
Mar, salada palabra.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

te has leido la sombra del ciprés es alargada? de delibes... gran libro

Anónimo dijo...

la catedral del mar...gran arnau

Cristina dijo...

Es un poema precioso Pepa.

Saludos

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho Pepa, gracias por ser asi...