miércoles, 26 de septiembre de 2007

DERECHOS HUMANOS


Historias de la guerra para luchar contra la guerra
Campaña de la ONU para celebrar los 50 años de la Convención de Ginebra
PEPA DIAZ

MADRID.- Nomkhango Phumza, conocida como Albertina, aún se golpea el pecho con las manos cuando rememora su lucha contra el apartheid, en la década de los 80. Hoy se cubre las cicatrices que le dejaron los golpes de la policía con un tradicional toek tejido de rosas rojas. Durante el conflicto, Albertina dejó a sus hijos con la familia; uno de los pequeños, de seis años, desapareció en medio de la violencia. Esa llaga nunca dejará de sangrar.

El testimonio de Albertina es sólo un ápice de otros tantos, recogidos por Cruz Roja, en doce países para su campaña Testimonios de la guerra lanzada con objeto del 50 Aniversario de la Convención de Ginebra.

Cruz Roja, a través de las miradas protagonistas de la guerra, pretende sensibilizar a los organismos y Gobiernos internacionales de la creciente desprotección de los pueblos en los conflictos bélicos y del incumplimiento sistemático de la Convención suscrita en 1949, que dio fruto al Derecho Internacional Humanitario.
Los informes revelan hoy, que nueve de cada diez víctimas de la guerra son civiles, sobre todo mujeres y niños. Según el estudio Guerras olvidadas desde 1945 ha habido 170 guerras y conflictos, que se han cobrado 40 millones de muertos, de los que sólo un 10% era militar.

Las víctimas civiles en los conflictos armados han ido incrementándose desmesuradamente. En la I Guerra Mundial, los muertos entre la población eran tan sólo de un 6%. En la II Guerra Mundial ascendió hasta un 50%, en Vietnam llegó al 75% y, en la actualidad, según los citados informes, se eleva hasta un 90%.

Gran parte de los combatientes de estos movimientos armados tienen entre 17 y 24 años y provienen de familias pobres de campesinos. Los jóvenes guerrilleros optan por el secuestro para conseguir sus fines. «Yo era un simple chequera ambulante, nada más...habían decidido negarme y negarse a sí mismos, rechazar la humanidad esencial del ser humano...Un día me dijeron "podríamos matarte sin problema, pero vales mucho dinero, ¡así que muévete!"», cuenta R, aún conmocionado. R: uno más de las 1.000 personas que cada año son arrancadas de sus familias.

«Para mí la guerra es un juego cuyo objetivo es matar. Si te disparan, tú disparas. Eso es así. La mayoría son muy jóvenes con un montón de películas de Rambo en la cabeza. Así es la guerra. Es hora de que hagamos nuestras propias reglas», señala Z, un soldado bosnio que renunció al combate y se dedicó a extraer minas terrestres y municiones sin explosionar. Muchas veces se encontró apilando restos humanos para enterrarlos.

M vio cómo se llevaron a su marido, hijos y hermanos. Nunca más los volvió a ver. «¿De qué derechos me está hablando usted?, pregunta M. «Nosotros no tenemos esos derechos. Lo que me ha ocurrido a mí sucederá mañana en Kosovo y, el próximo año, en otro lugar del mundo».
«Nadie está exento de la guerra», sentencia Esma Paric. Mientras, sigue búscando alguna señal de su marido desaparecido. Una guerra más después de aguantar la guerra.

Aún permanecen los coletazos de 50 conflictos bélicos en el mundo entre ellos Ruanda, Bosnia, Burundi y Palestina. En el 50 aniversario de la Convención de Ginebra Cruz Roja y las Naciones Unidas han apelado al cumplimiento universal de las «reglas de la guerra».
El secretario general de la ONU, Kofi Annan, aseguró que su organización está más decidida que nunca a poner fin a la impunidad y a que se respete el derecho humanitario.

3 comentarios:

Luis dijo...

""El Papa asegura que la Iglesia no quiere "posición de ventaja" ni "privilegios""
"" ... Juan Antonio Martínez Camino, secretario general de la CEE, presentará el libro con las biografías de todos los mártires con el título de "El siglo de los mártires y la persecución religiosa en España (1934 / 1939)
el 28.10.2007 en el Vaticano""

cv1928@gmail.com dijo...

Me alegra ver publicada el 26 de un septiembre la "fioto" de portada que pedí algún día, hace muchosss...DIAS.
RREPUBLIKANDO.

Anónimo dijo...

""...si la vida que se vive no es digna la dignidad es luchar para cambiarla"
RREPUBLIKANDO